+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Bienestar Emocional

Ayuda Psicológica en emergencias de accidente de tráfico

Los accidentes automovilísticos son muy frecuentes en todo en el mundo, ya que las muertes por tráfico están por encima de las producidas por otros medios de transporte.

El objetivo principal de las intervenciones de los psicólogos expertos en emergencias es auxiliar a la persona que ha sufrido el accidente a dar pasos concretos hacia el enfrentamiento con la crisis, lo cual incluye el control de los sentimientos y de las emociones negativas o los componentes subjetivos de la situación.

Existen distintos grados que definen el tipo de víctimas y que están relacionadas con el impacto directo del accidente, las necesidades de la intervención y las actuaciones imprescindibles después del accidente.

Es importante considerar que todas son víctimas y que todos los grados presentan necesidades que se deben atender, ayudándolos a restablecer la sensación de control de la víctima, reducir su aislamiento, mediante una conducta acogedora, que disminuya el ambiente hostil y doloroso en el que se encuentra procurando disminuir los sentimientos de desesperanza e indefensión de las víctimas ayudándoles a afrontar el presente y el futuro.

Manejo de silencios adecuado, dejar a la persona pensar y reflexionar, así como tomar decisiones sin sentirse presionada. Respeto al ritmo de cada persona. A veces el silencio acompañado de silencio es la mejor ayuda.

Dar apoyo emocional porque si la persona se siente entendida y ayudada, se puede confrontar desde la acogida y el respeto sus temores, deseos y necesidades. Transmitirle a un accidentado que queremos entender cómo se siente, puede ser el primer paso para ayudarlo, puede hacerse con un simple gesto o unas pocas palabras.

La clave para una escucha efectiva es oír exactamente el sentimiento y el sentimiento detrás del contenido comunicado. La escucha activa es la estrategia fundamental hacer que la persona se sienta escuchada y con libertad para expresar sus emociones sin ser interrumpida aliviando el sufrimiento de los implicados en el accidente.

Es importante seguir unas pautas sistematizadas para que la comunicación con las personas involucradas en la emergencia o accidente puedan sintonizar con nosotros y comprender los mensajes e instrucciones.

Si la comunicación no es eficaz en una emergencia, posiblemente estemos bloqueando la evolución del estado emocional de la víctima, retrasando que pueda recuperar el equilibrio emocional roto y se agrave el inicial trastorno psicológico.

Para una buena recuperación a esta situación es recomendable buscar ayuda psicológica con profesionales en el área para poder lograr un equilibrio mental sano.

Reyna Molina Beato.

Psicóloga Clínica y de la Salud.

Especialista en Psicología de Emergencias.  

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: http://clinicasorigen.es

Visto 720 veces