+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Bienestar Emocional

“Dependencia no es cariño” Como identificar si soy dependiente emocional

  • Posted on:  Lunes, 16 Octubre 2017 16:05
  • Escrito por  Karem N. González

La dependencia emocional es un cuadro psicológico que se caracteriza por una necesidad excesiva de afecto que una persona siente por otra, generalmente dentro del contexto de una relación de pareja. Esta necesidad llega a rozar el límite de la obsesión, llegando a tener manifestaciones graves como agresiones, acoso y en casos severos violencia y homicidios.

Aunque es una alteración más frecuente en mujeres, en los hombres tiende a ser más severo. Los hombres dependientes emocionalmente tienden a la dominación de la pareja a través del control y los celos, debido al temor de perder a la pareja. Estos por lo general son compulsivos y caprichosos.

Una persona emocionalmente dependiente se caracteriza por tener una extrema necesidad de sentir la compañía o el afecto de la persona a la que se aferra, por lo general dicen comentarios del tipo: “es que yo no puedo vivir sin ti”, “eres mi vicio”, “eres mi droga”,  siendo esta última frase, de hecho, muy acertada, ya que tal como una droga, el dependiente emocional necesita siempre más y más de su pareja al punto de ser extremadamente absorbente, sintiéndose la otra persona como “asfixiado”.

Otros criterios que identifican a un dependiente emocional es que se limitan a compartir casi exclusivamente con su pareja ya que no quieren despegarse ni un minuto, se aíslan de sus amistades y familia, se enojan ante cualquier crítica en contra de su pareja,  idealizan a la pareja al punto de someterse completamente a ellos y sus exigencias.

En casos graves de dependencia emocional, les aterra la idea de perder a su pareja rebajándose a soportar humillaciones, anulaciones  y maltrato psicológico y/o físico para lograr retenerlo.  La persona dependiente emocional, no termina la relación aunque exista un deterioro marcado en la relación y en los integrantes, en caso de que la pareja decida terminar, el dependiente emocional obvia todo el daño e intenta desesperadamente reanudar la misma. Exponiendo su integridad y amor propio. 

Los dependientes emocionales a tienden a ser muy pasionales, ansiosos e impulsivos, es por esto que con una ruptura amorosa caen en una profunda sensación de ahogo y desesperación por el miedo a estar solos y un gran temor al abandono. Es común que se involucren casi de inmediato en otra relación amorosa, no aguantan la soledad. No quieren una pareja, la necesitan.

Lo más grave en casos de dependencia emocional es la despersonalización del sujeto, donde solo es capaz de verse como “la pareja de X”, y no es capaz de visualizarse como persona y ser “yo” sin “nosotros”.  Suelen caer en episodios depresivos si la relación se termina, sintiendo que pierden el sentido de vivir si no están con esa persona.

Si te has identificado como dependiente emocional y ha deteriorado tu salud emocional, te recomiendo buscar ayuda y construir una mejor y más sana versión de ti mismo.

Karem N. González.

Psicóloga Clínica, especialista en psicología de la salud.

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de:

Visto 1076 veces

Buscar Articulos

124e1aa9 71a4 4c36 8a57 45b0b45a71ae