+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Bienestar Emocional

Yo soy yo

El termino autoestima desde la antigüedad ha sido manejado antojadizamente en los distintos medios y por distintas personas, ponderando que este concepto solo se refiere a la imagen corporal. En psicología la autoestima es la percepción emocional, cognitiva, autoconcepto e imagen, son las actitudes y sentimientos que las personas tienen de sí mismas.

Depresión, trastorno que tengo que conocer

Es normal que las personas en algún momento de la vida sintamos tristeza, irritabilidad, que no tengamos deseos salir de casa aunque nos inviten los amigos, que el apetito baje o aumente, que el sueño se altere, o se duerma más de lo habitual o menos. Que perdamos el interés por algunas actividades. Que experimentemos falta de energía o cansancio. También que haya bajas de concentración. Y lo es el hecho de tener el pensamiento de que no nos sale bien las cosas.

Ahorrar, rebajar, leer más, cambiar el carro, dejar de fumar, visitar a los viejos, viajar, acercarme a Dios, son algunas de las metas más comunes que se proponen muchas personas al inicio de cada año. Inician muy motivados pero al pasar las semanas disminuye la esperanza de lograrlo. 

Una de las razones por la que las personas no cumplen sus metas de año nuevo es que se proponen hacer algo, pero no determinan el método para conseguirlo. Se proponen metas a largo plazo sin crear horarios o agendar la forma en que lo van a lograr. Por ejemplo: “Este año voy a hacer ejercicios”, pero no se establece el momento del día en que lo hará. “Voy a construir mi casa”, pero no cotiza, no hace planos de la vivienda. 

Ya se visualiza el 2016

El 2015 está casi finalizando y para muchas personas es  visto  como sinónimo de fracasos y está plagado de expresiones tales como: “se fue el tiempo  y no pude”  “no logre tal cosa” “para esta época, yo debí haber tenido un carro, una casa, etc.”.

¿La dislexia en adultos?

Durante la práctica diaria para tratar los trastornos de aprendizaje en niños los profesionales y las familias van conociendo más a fondo las características de estas dificultades. Cuando se ayuda a los adultos a entender y catalogar todos los síntomas de sus hijos algunos de estos abren los ojos y aseguran: “eso me pasaba a mí cuando era chiquito”