+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Alopecia Androgenética Masculina

La caída del cabello afecta a hombres y mujeres de todas las edades e incide de forma negativa en la autoestima de los pacientes. Desde hace muchos años las personas afectadas por este problema utilizan diversos tratamientos y gastan mucho dinero en evitar o retardar la caída del cabello.


El término Alopecia engloba a todas las patologías dermatológicas que tienen como síntoma común la pérdida parcial o total del pelo.
La alopecia Androgenética es la pérdida de pelo cronoevolutiva con predisposición genética, dihidrotestosterona dependiente, caracterizada por una miniaturización progresiva del folículo piloso de la piel cabelluda. Esta afecta al 45 por ciento de los hombres y se presenta principalmente a partir de la tercera década de la vida e incrementa su frecuencia con la edad. La pérdida de pelo es lenta, intermitente y de larga evolución.
Crecimiento normal del cabello
El pelo del cuero cabelludo crece aproximadamente 0,35 mm cada día, desprendiéndose unos 100 cabellos diariamente y aún más con el uso de champú.
Cada cabello atraviesa tres etapas de crecimiento. Entre 85 y 95 por ciento del cabello se encuentra en la fase anágena, permaneciendo los folículos en esta etapa durante dos a seis años. La fase siguiente es la catágena, dura de dos a cuatro semanas e implica entre dos y 35 por ciento de los folículos. Por último, se describe la fase telógena, en la cual 10 a 15 por ciento de los folículos se encuentran en un período «de descanso» que dura tres meses. Al terminar esta fase, el cabello muerto es eliminado de la piel, dejando un nódulo sólido de color blanco en su zona de inserción. Luego el ciclo se repite.
Estas tres etapas se producen en forma simultánea y, a diferencia de los folículos de otros animales, los de los humanos no están al mismo tiempo en el mismo ciclo, por lo que este proceso puede no ser percibido.
Evolución de la Alopecia Androgenética
A medida que el patrón de calvicie se va desarrollando, los cabellos de las áreas afectadas se hacen más cortos y finos, despigmentándose con los sucesivos ciclos.
La alopecia androgenética es hereditaria, aunque el patrón de herencia no está bien definido (probablemente sea autosómico dominante) y la ausencia de historia familiar no descarta el diagnóstico, aunque la presencia de este antecedente nos ayuda al mismo.
Este tipo de alopecia es dependiente de andrógenos, relacionado con la dihidrotestosterona de forma específica. La dihidrotestosterona es un metabolito de la testosterona que juega un papel muy importante en este tipo de alopecia. La testosterona deriva del colesterol,  para convertirse en dihidrotestosterona se necesita de la presencia de la 5 alfa-reductasa, por lo que los hombres con defectos genéricos de la 5 alfa-reductasa no tienen calvicie de patrón masculino.
En la alopecia androgenética los pelos se hacen más finos, en un patrón de «M» que progresivamente termina por despoblar el cuero cabelludo, a excepción de las zonas marginales, que no son sensibles a la acción androgenética. Este patrón revela la distribución de los folículos andrógeno-sensitivos en la mayoría de las personas, ya que existe mayor cantidad de receptores para 5 alfa-reductasa en la región temporal, fronto-parietal y el vértice, que son las regiones afectadas.

 

Factores agravantes
La alopecia androgenética masculina se relaciona con enfermedades crónicas, como resistencia a la insulina y síndrome metabólico.
La exposición intensa a los rayos ultravioleta, el tabaquismo y alcoholismo activo son factores, que de estar presentes, pueden modificar la alopecia androgenética, por lo que es recomendable su disminución. La dermatitis seborreica es un factor agravante que hay que tratar.
Diagnósticos diferenciales
Aunque la alopecia androgenética sea la causa más común de calvicie en hombres, las causas patológicas deben ser consideradas en el manejo de este problema de salud.
La alopecia areata es focal en la mayoría de los casos, aunque en ocasiones puede ser difusa, total o universal. El hallazgo de cejas, pestañas y pelo corporal ausente puede sugerir alopecia areata.
La pérdida súbita de pelo sugiere un estrés físico generalizado, una enfermedad sistémica (neoplasias, infecciones, sífilis secundaria, enfermedades del colágeno como el lupus sistémico), deprivación nutricional o farmacotoxicidad. La pérdida crónica de pelo puede ser secundaria a un síndrome genético o un desorden hormonal.
El efluvio telógeno (un tipo de alopecia difusa) se asocia a enfermedades sistémicas, fármacos, fiebre, estrés emocional, pérdida de peso, deficiencia de vitamina D o hierro, por lo que se debe interrogar sobre la existencia de enfermedades sistémicas diagnosticadas un año antes al inicio de la pérdida de cabello, y en caso de sospecha de efluvio telógeno, se sugiere solicitar pruebas tiroideas o niveles de ferritina.
Entre los fármacos más frecuentemente asociados a la pérdida reversible de pelo se encuentran: anticoagulantes como la heparina, antineoplásicos, antirretrovirales como el inidavir, ritonavir y lopinavir, inmunosupresores como el micofenolato de mofetilo o leflunomide, interferones, interrupción del minoxidil, psicotrópicos como litio, ácido valproico, bromocriptina, cabergolina, fluoxetina, fluoroscopia y vitamina A.
Otras causas de alopecia se deben a factores físicos, dentro de estas figuran la alopecia por tracción, la tricotilomanía y las producidas por quemaduras físicas y/o químicas.
Tratamiento
El tratamiento para la alopecia androgenética masculina es muy variado y abarca desde la aplicación de lociones que fortalezcan el folículo piloso, uso de champúes y lociones que aumenten la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, pasando por la administración de medicamentos que suplementan ciertas vitaminas y oligoelementos u otros que bloquean la acción de la 5 alfa-reductasa en el cuero cabelludo, hasta la cirugía de auto injerto capilar (injerto de pelo).
Para el uso de cualquiera de estas opciones terapéuticas hay que hacer una buena evaluación clínica (dermatológica) para poder elegir la opción o la combinación más adecuada para cada caso o estadío en particular. Por lo que le exhorto que visite a su dermatólogo más cercano o de confianza para que juntos empleen el plan de tratamiento ideal para su caso.

Dr. Juan Miguel Familia
Médico dermatólogo/Cirujano dermatólogo
Centro Vida y Familia Ana Simó
Imagen tomada de: www.alopeciandrogenetica.com

Visto 2083 veces