+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Familia

La Importancia de la Familia

El refugio del ser humano debe y puede ser la familia. Ese lugar donde sentimos seguridad, paz, armonía, escape. El eje central: dos seres que se aman y deciden unir sus vidas para recorrer juntos el resto del camino que les queda. Ahí empiezan los cimientos a solidificarse.

Bajo un contrato de palabra, basado en amor, respeto, comunicación, solidaridad, compromiso, lealtad, honestidad y una lista interminable de acuerdos mutuos continuamos construyendo firmemente nuestro hogar. Decorándolo con ilusión, agradecimiento, fe, humildad y pensamientos y acciones positivas vienen los hijos.

Divorcio Emocional, ¿Cómo detectarlo?

Cuando dos individuos se unen crean una tercera entidad “la Pareja”, formada por dos modelos particulares de actitudes y creencia que dependiendo de su grado de madurez pueden enfrentar los procesos de crecimiento y crisis sin mayor dificultad que la readaptación o negociación para establecer una dinámica saludable en su interrelación diaria.

Divorcios precoces, matrimonios inmaduros

"Cuando yo lo conocí era el novio perfecto, a veces discutíamos y nos enojábamos uno al otro, pero la mayor parte del tiempo era un príncipe azul. Me abría la puerta del carro, llegaba con rosas, sacaba tiempo para pasear conmigo, ahora después de que nos casamos, no sé donde quedo aquel hombre. Solo quiere estar en casa o con los amigos, discutimos por cualquier cosa, y la mayor parte del tiempo nos vamos a la cama enojados". Estas expresiones son comunes en matrimonios jóvenes y suelen llevar a divorcios apresurados bajo el concepto de "incomprensión o incompatibilidad" en la pareja.

La presencia invisible

Una de las responsabilidades que tienen los progenitores cuando asumen el proyecto familiar, es prestarle la debida atención a sus hijos y a la pareja. Esta atención, no sólo se circunscribe al plano de lo económico/material, sino que conlleva una inversión en asuntos de tiempo y espacio.

Familia y Suicidio

Actualmente se han evidenciado diferentes casos de suicidio a través de los medios de comunicación. Es un fenómeno que despierta sentimientos de pena en todos los que pueden ver las noticias, porque realmente que un ser humano se quite la vida de manera voluntaria mueve a muchos cuestionamientos existenciales.

La familia como principal contexto de convivencia emocional de las personas, pueden verse afectadas de manera muy negativa cuando uno de sus miembros decide quitarse la vida. Las razones pueden ser múltiples, y no necesariamente tienen que ver con situaciones familiares, sino individuales, pero esto no significa que el sistema familiar no se vea afectado por el evento.

Es muy probable que la familia pase por sentimientos de culpa respecto a lo que ocurrió. Independientemente de la causa, los familiares pueden pasar por momentos donde se culpen por no haber hecho lo necesario para evitar que su familiar se quitara la vida, o por no haberse dado cuenta de que esta persona pasaba por una situación difícil o una condición de salud mental que lo hiciese vulnerable a ideas de querer morir.

Las familias construyen su historia a través de las diferentes generaciones. Estos eventos puntuales de suicidio marcan a las familias por lo menos en tres generaciones, ya que cuando ocurren estos sucesos se convierten en eventos puntuales que se recuerdan a través de los años, afectando las emociones del sistema familiar, dependiendo de la dinámica de cada familia.

Estos hechos también van a tener un impacto diferente dependiendo del momento en que se encuentre la familia y la edad de desarrollo de la persona que cometa el suicidio. Por pauta existencial generalmente resulta mucho más dolorosa la pérdida de personas más jóvenes y que no aparentaban tener ningún indicio de que en algún momento se quitarían la vida, ya que para los miembros de la familia, y la naturaleza de la vida misma, no han cumplido con el ciclo vital que se espera de todo ser humano.

Cargar con el pesar de no haber podido evitar que un miembro de la familia pasara por un evento tan entristecedor es sin lugar a dudas un tema que mueve a la tristeza. No es fácil para la familia superar este tema, por lo que es recomendable el acompañamiento de profesionales expertos en duelo para trabajar con los miembros más afectados, y en los casos de familias completas de terapeutas familiares para poder reajustar las pautas de interacción familiar luego de la movilización del sistema por el hecho.

Ramón Emilio Almánzar, MA, MCs

Psicólogo, Sexólogo, Terapeuta Familiar

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: soyunsuicida.wordpress.com

Consultando Banner