+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Niños y Adolescentes

Criar Hoy

Hace algún tiempo las palabras humanizada y humanista se han ido adoptando como una forma natural en nuestro vocabulario, la leemos en revistas, periódicos, artículos académicos y hasta la hemos escuchado en programas de radio; nuestro modelo educativo se ha ido transformando para dar respuesta a la demanda actual de nuestra sociedad que nos exige ser mas reflexivos, mejorar nuestros saberes y técnicas.

Disciplina y puesta de límites en el hogar

Una de las interrogantes de padres y madres en la actualidad, ha sido sin duda como llevar a cabo una adecuada educación hogareña donde la obediencia y puesta de límites propicie una favorable dinámica familiar. En algún momento de la crianza, los padres han manifestado su preocupación ante cual es realmente la ¨receta¨ para estos fines; pero la realidad es que para afianzar la disciplina se ha de necesitar que desde pequeños los iniciemos en este proceso.

Si no se transforma nunca va a volar

En numerosas oportunidades y a través de muchas generaciones se ha mantenido la frase: es igual a su madre, o a su padre, hermano, tía, tío o cualquier miembro del árbol familiar, como un mantra, un instrumento mental que de alguna manera nos hace creer que somos así y que el cambiar seria como traicionar o desligarnos de esa persona.  Si lo pensamos con detalle, al hacerlo se va generando una identidad que debe ser nutrida constantemente porque naturalmente nos arraigamos y necesitamos pertenecer y la pertenencia requiere de lealtad.

Los niños también se deprimen

Hoy en día la depresión es un problema de salud grave en la población mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor del 15% de personas en el mundo sufre de depresión. Sin embargo, a pesar de la prevalencia de esta condición aún es común escuchar a personas exclamando que los niños no sufren este tipo de trastorno. A pesar de la popularidad de esta creencia, ha sido demostrado a través de los años que es todo lo contrario.  La misma OMS explica que alrededor del 3% de la población infantil mundial padece de un trastorno depresivo.

Cuando los hijos no cumplen las normas

Una de las mayores dificultades que madres y padres expresan al hablar de la crianza y la educación de sus hijos es la del cumplimiento de normas: “¿por qué mi hijo/a no me obedece?, ¿qué puedo hacer cuando se niega a hacer algo?”. Este tipo de situaciones son muy cotidianas en las familias y se repiten prácticamente a diario. La desesperación y la falta de control ante la situación hacen que a raíz de esto se desencadenen otros problemas en la relación entre progenitores e hijos, como puede ser la falta de respeto, la violencia o el sentimiento de incapacidad por parte de los adultos sobre cómo educar a sus propios hijos.