+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Niños y Adolescentes

Construyendo una Autoestima Sana

  • Posted on:  Jueves, 06 Abril 2017 19:42
  • Escrito por  Lic. Nadia Coradín

A menudo escuchamos sobre la autoestima, sobre como es beneficioso para los niños y niñas el tener una autoestima alta. Pero al fin y al cabo, ¿de dónde viene? ¿Cómo se construye? Y más que nada, si es tan importante, ¿Cómo podemos ayudar a nuestros chicos y chicas a mejorar su autoestima?

La autoestima es el valor que alguien se da a sí mismo. Constituye el apreciarse y amarse, con las virtudes y los defectos propios de la personalidad.

El contexto donde vivimos ejerce una gran influencia en nuestras vidas, y más aun cuando se trata de los más pequeños. El entorno que nos rodea es vital para nuestro desarrollo, por lo que es importante tener en cuenta que este sea sano y ejerza una influencia positiva sobre nosotros.

Los padres son la influencia más importante en la vida de los niños, pues es a través de las experiencias vividas en el contexto familiar que estos adquieren una manera particular de ver el mundo. La crianza ayuda a forjar la personalidad del niño, por lo que podemos decir con certeza que es en la familia donde se origina la autoestima.

La autoestima se forma a partir de las experiencias de vida que tenemos con las demás personas, empezando por nuestra infancia. Cuando somos pequeños aprendemos a relacionarnos y a manejar nuestras emociones a través de lo que nos enseñan nuestros progenitores. Es a partir de sus enseñanzas que conocemos nuestras emociones, y que se empieza a formar en nosotros nuestro propio autoconcepto. Un niño o niña que crece en un entorno donde experimenta abuso, donde sus padres invalidan sus sentimientos y le hacen sentir inferior, va a crecer con una autoestima muy pobre, ya que no sentirá que es una persona valiosa ni que vale la pena.

La manera en que los padres interactúan con sus pequeños, las creencias que les transmiten, como se comunican con ellos…todo esto ayuda a formar el autoconcepto o autoestima. A través del comportamiento los infantes reflejan lo que sus progenitores piensan de él o ella.

Sin embargo, es importante destacar que el resto del entorno también afecta el desarrollo de la autoestima, pues cada experiencia vivida contribuye a la formación de la personalidad, por lo que las interacciones en lugares como la escuela, iglesia, centro de cuidado, etc. también ejercen poder sobre el autoconcepto. La manera en que los padres, maestros, y demás figuras de autoridad tratan a los niños/as es determinante en que como ellos se tratan a sí mismos.

A su vez la autoestima influye en todos los aspectos de la vida de una persona, desde la toma de decisiones hasta la manera en que se viste. Esta afecta como una persona se desenvuelve en su vida diaria, dicta como actúa en diversas situaciones y como se relaciona con los demás.

Tener una buena autoestima es importante pues es a partir de esta que los niños se creen más capaces de tener grandes logros, se esfuerzan más, tienen pensamientos y actitudes positivas. Una autoestima alta implica que sea menos probable que se rindan ante las adversidades, y que puedan manejar mejor las frustraciones. Además de que les ayudará a construir relaciones sanas, a tener más felicidad y estabilidad emocional en sus vidas.

La autoestima alta ayuda a tomar mejores decisiones, impulsa al cambio pues brinda confianza y permite arriesgarse con nuevas experiencias. Una persona con buena autoestima se acepta tal y como es, se siente confiado ante los retos que le presenta la vida, y más que nada es capaz de luchar por sus sueños.

Sin embargo, alguien con baja autoestima se rinde fácilmente ante las frustraciones y dificultades que la vida le presenta, no se siente capaz de seguir adelante, se muestra desmotivado, tampoco se cree valioso o atractivo ya que no posee un concepto positivo de sí mismo.

En dicho caso, ¿Cuáles son algunas de las cosas que pueden hacer los padres para mejorar la autoestima de sus hijos/as?

-Celebrar los logros de sus pequeños.

-Reforzar las conductas positivas.

-Elogiarles cuando se lo merecen.

-Motivarles a seguir adelante e intentarlo de nuevo cuando se equivocan.

-Fomentarles independencia con responsabilidades adecuadas a su edad.

-Invitarles a tomar parte en las decisiones familiares y escuchando sus opiniones.

- Permitiéndoles que se expresen, y apreciando sus puntos de vista

Lo más importante a la hora de ayudar a construir una autoestima saludable es transmitirle a los niños/as sentimientos de confianza, seguridad, positividad y amor. En la medida en que los estos se sientan más seguros a la hora de compartir sus sentimientos, y crean que son valiosos tal y como son, tendrán un mejor autoconcepto que los ayudara a enfrentarse de manera sana ante las diversas dificultades que la vida les pueda presentar.

Trabajemos con nuestros chicos y chicas para ayudarles a construir una autoestima sana que les ayude a seguir adelante, a ser independientes y poder lograr alcanzar sus metas siempre con la frente en alto.

Lic. Nadia Coradín

Psicóloga Clínica Infanto-Juvenil M.A.

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: www.bezzia.com

Visto 2528 veces

Deja un comentario