+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Niños y Adolescentes

Mi bebé es prematuro ¿Ahora qué?

  • Posted on:  Jueves, 09 Noviembre 2017 19:30
  • Escrito por  Guillermo Bermejo

Vamos a comenzar resaltando que con una buena asesoría, atención médica, contacto constante, ayuda familiar y dosis extra de cariño los bebés prematuros salen adelante en muchas ocasiones sin secuelas ni dificultades posteriores.

Debemos darnos tiempo, informarnos, tener paciencia, mantener la calma ante la lluvia de sentimientos y emociones que nos preocupan y nos pueden causar miedo y/o ansiedad. En poco tiempo se podrá tener en casa al bebé y todo resultará más fácil al estar juntos, en un ambiente familiar y haber superado esa fase tan estresante.

Es cierto que en los últimos tiempos ha aumentado el número de nacimientos prematuros, aunque también ha incrementado el índice de supervivencia y ausencia de secuelas en los bebés. Aunque para los padres y familiares siempre es un evento o situación que acompaña con sentimientos de duda, ansiedad, miedo y desconcierto.

Alguna de las situaciones que pueden vivir los familiares de estos bebés son:

  • Negación de la situación, en ocasiones produce que los progenitores ni quieran ver al bebé. Suele seguir al trauma inicial del nacimiento prematuro y responde a un sentimiento de huir o escapar de la realidad.
  • Miedo a perder al bebé y miedo a no saber cuidarlo como es debido. Esto suele ser debido al desconcierto y la desinformación, por eso es muy importante asesorarse con los médicos y aclarar todas nuestras dudas al respecto. Además que la fragilidad que observamos en el bebé también nos alimenta esa propia inseguridad.
  • Sentimientos de culpabilidad, es muy común buscar o querer averiguar el origen o la razón de este parto prematuro y esto nos produce ansiedad, depresión, culpabilidad y/o enfado. Puede haber muchas razones o una combinación de estas, pero normalmente esto ya no nos va a servir de nada de aquí en adelante. La idea es no buscar culpables, y centrarse en la situación actual.
  • Incomprensión del entorno, nos podemos sentir solos o incomprendidos por nuestro entorno o hasta por los médicos. Para encontrar la empatía que buscamos y para rebajar nuestra ansiedad en este respecto es bueno informarse sobre otras familias o con otros profesionales y poder compartir nuestros sentimientos y emociones.
  • Sentimientos ambivalentes y de falta de vínculo, producidos normalmente por ese distanciamiento en un momento tan crítico como ese. Los padres pueden tener dudas entre el amor incondicional y el auto-protegerse pensando en una posible pérdida futura. Además, dependiendo de cuánto tiempo necesite el bebé en cuidados intensivos alejado de la mamá, este primer vínculo afectivo tan importante se puede ver resentido.

Guillermo Bermejo

Psicopedagogo

Maestro de Educación Especial

Especialista en Dificultades de Aprendizaje

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: http://healthhub.brighamandwomens.org

Visto 136 veces

Buscar Articulos

124e1aa9 71a4 4c36 8a57 45b0b45a71ae