+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Niños y Adolescentes

El diagnostico de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), en los últimos años ha tomado mucho auge, es común escuchar decir a los padres, sin importar la edad del niño, mi hijo es hiperactivo, la maestra me dijo que el niño tiene TDAH y llegan a la consulta de nosotros los psicólogos buscando que le confirmemos su diagnostico y que le “solucionemos”, la situación con medicación “para que se esté más tranquilo….”.  

¿Mi hijo está estresado?

Aunque usted no lo crea, los niños y adolescentes cuando no logran obtener respuestas adecuadas en su día a día, sufren de estrés o estrés infantil.  Podríamos definir el estrés infantil, como el conjunto de reacciones, tanto a nivel psicológico como biológico, que se producen por situaciones que el niño no puede controlar, y por ende altera su equilibrio general. 

Caminar en puntas de los pies

Es común ver en consultas padres que llegan con la preocupación que su hijo está caminando en las puntas de los pies. Caminar en las puntas de los pies quiere decir que no apoyan completamente el talón del piso.  Hay múltiples posibles razones que pueden explicar por qué los niños pueden desarrollar este hábito. Sin embargo, los estudio aún no son concluyentes, o no han determinar una única causa. Caminar en puntas de los pies puede ser parte de un proceso normal del desarrollo, pero también puede ser síntomas de problemas serios. Por esta razón, siempre es bueno cuando se identifica que el niño lo hace como mucha frecuencia o solo camina en puntas de los pies, sea evaluado por especialista.

El estreñimiento tiene diversas causas y su presentación varía en cada niño, independientemente de su edad. Se trata de estreñimiento crónico, cuando un niño tiene una historia de defecación irregular de menos de tres veces por semana durante varias semanas. Físicamente, los niños que sufren de estreñimiento pueden quejarse de dolor e incomodidad abdominal. La acumulación crónica de heces en los intestinos también puede ser acompañada de síntomas de diarrea, lo que resulta en ciertos niños en la presentación de accidentes fecales en la ropa interior. Al nivel socio-emocional, el estreñimiento crónico se puede acompañar de ansiedad, timidez o vergüenza y de una tendencia a querer evitar situaciones sociales, incluyendo ir a la escuela. Algunos niños también pueden desarrollar un temor al baño, mientras otros pueden ser observados ocultando su ropa interior sucia. Lamentablemente, los niños que sufren de estreñimiento crónico son a alto riesgo de ser víctimas de intimidación ya que su presentación puede confundir pares y familiares en pensar que la dificultad a evacuar los intestinos y accidentes fecales son culpa del niño quien “no quiere ir al baño” o quien “no ha aprendido a controlar sus esfínteres”.

¿Cómo manejo la tartamudez de mi hijo?

La tartamudez es una repetición involuntaria, con prolongación o bloqueo de una palabra o parte de una palabra. El paciente sabe exactamente lo que va a decir pero es incapaz de decirlo con normal fluidez por causa de involuntarias repeticiones, prolongaciones o interrupciones en los movimientos productores del habla y, consecuentemente, en el flujo sonoro verbal.