+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Parejas y Sexualidad

Cuando decir te amo no basta

Amor: sentimiento que ha motivado canciones, novelas, frases, libros, historias y es para muchos el motor que mueve la vida. Pero,  ¿qué es el amor?....  Erick Fromm uno de los psicólogos más destacados del siglo pasado describió el amor como un arte, un sentimiento que todos podemos tener el potencial de generar, pero que precisa de un cuidado para que se mantenga.

Satisfacción Femenina

  • Martes, 22 Agosto 2017 20:47
  • Escrito por

Los consultorios de los sexólogos están invadidos por mujeres que se sienten insatisfechas en sus vidas sexuales, donde frecuentemente se reciben comentarios como “ esperaba más”,  “pensé que sería otra cosa” , “la cama no es ni rastro de lo que imaginaba”,  “él solo piensa en sí mismo”  Es increíble el daño que las películas de Hollywood así como las novelas o revistas  nos han hecho con relación a esto, pues muchas veces vamos con unas expectativas a la intimidad que no van acorde con la realidad.

De manera automática nos vamos sumergiendo en un sin número de entidades a nivel social, que ni siquiera “entendemos” que deben ser así, sino que las vamos ejerciendo por inercia. Una de esas actividades es relacionarnos en pareja. Una cosa es que el ser humano necesite tener a una persona a su lado por asuntos existenciales, y otra que creamos que vivir relacionados con una pareja sea algo que viene en nuestro código genético.

Mi orgasmo y yo

Muchas mujeres acuden a consulta con la demanda de que no logran el orgasmo o peor aun no saben si lo han conseguido. Al hablar del orgasmo en algunas culturas se extiende un velo de misterio y escepticismo creando las bases para un sistema de creencias  basado en la vergüenza y culpa no solo sobre el propio cuerpo sino también sobre el placer.

El cuerpo como instrumento del placer

Al momento de hablar sobre el concepto placer de manera inmediata pensamos en cuerpos desnudos y en una posición coital, es decir, en penetración; esto se produce sobre todo en una sociedad que genitaliza el acto sexual.

Esto significa que dividimos el cuerpo y lo sectorizamos en función de la activad a realizar y  nos olvidamos que el cuerpo se mueve de manera integral.  Dentro de  nuestro sistemas de creencias nos han enseñado que el concepto placer es “malo, sucio o pecaminoso” esto sobre todo si se asocia a la sexualidad.