+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Parejas y Sexualidad

El cuerpo como instrumento del placer

Al momento de hablar sobre el concepto placer de manera inmediata pensamos en cuerpos desnudos y en una posición coital, es decir, en penetración; esto se produce sobre todo en una sociedad que genitaliza el acto sexual.

Esto significa que dividimos el cuerpo y lo sectorizamos en función de la activad a realizar y  nos olvidamos que el cuerpo se mueve de manera integral.  Dentro de  nuestro sistemas de creencias nos han enseñado que el concepto placer es “malo, sucio o pecaminoso” esto sobre todo si se asocia a la sexualidad.

Tocando mi mundo interior

La sexualidad femenina es el conocimiento de la propia piel, de las  emociones que producen las sensaciones del toque, la respiración o la voz que susurra al oído.

 “Mi relación es muy linda mi pareja y yo nos llevamos tan bien, él es un caballero, pero no puedo complacerlo en el sexo, el quiere que haga cosas que he llegado a pensar que  está enfermo, trato de complacerlo en todo incluso cuando no quiero, sólo para complacerlo, nunca he experimentado un orgasmo.”

Transcurrido un tiempo, he llegado a varias conclusiones, producto de una observación sistemática de los tipos de parejas que existen (al menos los que he podido constatar de manera visual/interactiva) en nuestro entorno. Quiero señalar, que aunque he definido anteriormente una relación de pareja en términos más formales, ahora me voy a referir al concepto, indicando cualquier unión que se da entre dos personas y que implica un permiso para la intimidad.

CELOS: ¿Amor o posesión?

“Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo, que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta”.

 Miguel de Cervantes.

La sexualidad conforma uno de los grandes aspectos en una relación de pareja. De igual manera para que ambos miembros puedan sentirse satisfechos esta debe funcionar de forma sana y adecuada.