+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Parejas y Sexualidad

Tocando mi mundo interior

  • Posted on:  Jueves, 15 Junio 2017 15:25
  • Escrito por  Celidee Roa

La sexualidad femenina es el conocimiento de la propia piel, de las  emociones que producen las sensaciones del toque, la respiración o la voz que susurra al oído.

 “Mi relación es muy linda mi pareja y yo nos llevamos tan bien, él es un caballero, pero no puedo complacerlo en el sexo, el quiere que haga cosas que he llegado a pensar que  está enfermo, trato de complacerlo en todo incluso cuando no quiero, sólo para complacerlo, nunca he experimentado un orgasmo.”

La sexualidad es un universo complejo en el cual intervienen aspectos tanto biológicos, como psicológicos, este engloba una serie de condiciones culturales, sociales, anatómicas, fisiológicas, emocionales y conductuales, relacionadas con el sexo que caracterizan de manera decisiva al ser humano en todas las fases de su desarrollo.

La mente humana juega un papel fundamental en nuestro modo de vivir y sentir nuestra sexualidad, la forma de percibir la belleza, las ideas sobre lo que está bien o mal en cuanto al sexo, la misma personalidad, las convicciones, la educación entre otras.

En nuestro país siendo muy pequeñas se les inculca a las niñas que no deben tocarse, que es malo mirar o explorar los genitales, que es feo, que solo se usa cuando eres grande y solo después que te cases, tu pareja podrá tocarte y que entonces podrás tener hijos que es para lo que estamos hechas las mujeres para procrear, es como si los genitales femeninos no fueran parte de tu propio cuerpo.

Creencias religiosas como “toda la mujer debe llegar virgen al matrimonio” lo que significa no haber sufrido ningún toque durante toda la vida, las mujeres deben complacer en todo a sus parejas los que en ocasiones las deja en una posición sumisa, negándose la oportunidad de vivir su propia sexualidad y ocasionando los trastornos sexuales que son tan comunes, como el vaginismo, por creencias de que la penetración es muy dolorosa, debes sangrar tu primera vez lo que rectifica que has llegado virgen al matrimonio, porque de lo contrario tu pareja podría poner tu virginidad en duda; la anorgasmia y la dispareunia  que puede estar asociado al miedo, la vergüenza, comentarios negativos, abuso sexual y traumas durante la infancia.

Aprender a amar tu cuerpo y asumir tu sexualidad de manera responsable, sin miedo ni vergüenza te dará la libertad de disfrutar de tus relaciones sexuales, además  de que influye en conductas de alto riesgo, como el uso del preservativo y la planificación familiar.

Celidee Roa

Terapeuta Sexual y de Pareja

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: www.vivanicaragua.com.ni

Visto 1515 veces

Deja un comentario