+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Parejas y Sexualidad

El cuerpo como instrumento del placer

  • Posted on:  Miércoles, 21 Junio 2017 14:25
  • Escrito por  Heidy Camilo

Al momento de hablar sobre el concepto placer de manera inmediata pensamos en cuerpos desnudos y en una posición coital, es decir, en penetración; esto se produce sobre todo en una sociedad que genitaliza el acto sexual.

Esto significa que dividimos el cuerpo y lo sectorizamos en función de la activad a realizar y  nos olvidamos que el cuerpo se mueve de manera integral.  Dentro de  nuestro sistemas de creencias nos han enseñado que el concepto placer es “malo, sucio o pecaminoso” esto sobre todo si se asocia a la sexualidad.

Al definir placer, podemos decir que es  una sensación o sentimiento positivo, agradable o eufórico, que en su forma natural se manifiesta cuando un individuo consciente satisface plenamente alguna necesidad, ejemplo: tomar al agua al sentir sed, dormir cuando tenemos sueño o simplemente disfrutar de alguna actividad.

Para experimentar esa sensación de placer utilizamos todo el cuerpo y a su vez los sentidos, pues estos nos conectan con el mundo, el placer de escuchar un buena canción, el sonido de la risa de un ser querido o un “te amo” de esa persona de quien se está enamorado/a es maravilloso.  Qué decir del placer de tocar y ser tocados, donde nuestras manos y nuestra piel nos permiten sentir al otro u otra.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano pero lamentablemente desperdiciamos su poder de vinculación al solo concentrarnos en los genitales (vulva y pene) en el momento de intimar sexualmente. El sentido del gusto, olfato y oído sufren el mismo destino.

Besar, oler y escuchar los gemidos de nuestra pareja nos vincula y hace que el placer sea magnificado pues esto permite que me abandone al disfrute sexual y sensual junto al otro/a.

Aprender a disfrutar con el cuerpo completo de la vida sexual, implica la capacidad de renunciar y modificar la idea de que solo los cuerpos culturalmente considerados como hermosos deben ser tocados o vistos como objetos de deseo.

Al hacer conciencia sobre el propio cuerpo y cómo utilizar cada parte del mismo a la hora de realizar cualquier acción nos asegura un disfrute total de cada experiencia de nuestra vida.  Si esta idea es llevada al ámbito sexual les aseguro que el placer será inigualable.

El trato digno, respetuoso y amoroso hacia nuestro cuerpo muestra el grado de amor propio que tenemos hacia nosotros mismos.

Heidy Camilo

Terapeuta sexual y de pareja

Especialista en violencia intrafamiliar

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: eldiariodelasalud.com

Visto 1583 veces

Buscar Articulos

124e1aa9 71a4 4c36 8a57 45b0b45a71ae

Banner300x300 WP