+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Parejas y Sexualidad

Cuando decir te amo no basta

  • Posted on:  Martes, 22 Agosto 2017 20:49
  • Escrito por  Heidy Camilo H. M.A

Amor: sentimiento que ha motivado canciones, novelas, frases, libros, historias y es para muchos el motor que mueve la vida. Pero,  ¿qué es el amor?....  Erick Fromm uno de los psicólogos más destacados del siglo pasado describió el amor como un arte, un sentimiento que todos podemos tener el potencial de generar, pero que precisa de un cuidado para que se mantenga.

Fromm dividió el amor en: el amor infantil que sigue el principio: “Amo porque me aman”. El amor maduro obedece al principio: “Me aman porque amo”. El amor inmaduro dice: “Te amo porque te necesito”. El amor maduro dice: “Te necesito porque te amo”

Las relaciones de pareja se establecen tomando como principio de unión el amor, pero ¿este sentimiento lo aguanta todo? ¿Puede el amor justificarlo todo? ¿Puede sólo el amor sostener la relación? En la visión omnipotente que se tiene del amor la respuesta seria Si… pero esto es falso, el amor es un componente, un elemento dentro de las relaciones,  sean estas familiares, de amistad o conyugales.

Lo cierto es que el amor tienen tres componentes principales: intimidad, pasión y compromiso. La intimidad es ese sentimiento de conexión, unión y cercanía emocional con uno mismo;   la intimidad es ese sentimiento de conexión, unión y cercanía emocional con alguien, es lo que te hace confiar plenamente en una persona y contarle cualquier cosa acerca de ti,  de tu vida y dejar que te vea tal y como eres.

El compromiso hace referencia al deseo de amar a esa persona a través del tiempo y permanecer a su lado. Es lo que lleva a dos personas a casarse o vivir juntas. Compromiso significa apoyar, cuidar, proteger, acompañar al ser amado, confrontarle desde la asertividad cuando su conducta es inapropiada. Compromiso significa estar ahí cuando el otro me necesite desde el amor sano nunca desde la obligación o la supresión.

El tercer ingrediente es la pasión, muchos ven la pasión como una llama que siempre estará encendida en el medio del pecho o esa chispa capaz de provocar grandes incendios. La pasión es esa entrega con alegría al ser amado, la pasión cambia con los años. Al inicio de los vínculos románticos, la pasión será descrita como: “maripositas en el estomago” y cuando una de las partes de la relación deja de sentir esto asume que la pasión se fue.

Cuando la relación toma un curso más estable, más consiente y menos emocional la pasión se transforma en un deseo consciente de que esa persona me atrae física y sexualmente, la pasión es esa decisión de estar con esa ser a pesar de conocer sus luces y sus sombras, en el enamoramiento solo vemos “lo bueno del otro”, la pasión en la fase madura del vinculo conyugal va dado por el deseo de estar y compartir mi vida junto a esa persona.

El amor sólo no basta para sostener de manera sana ningún tipo de vínculo, el amor se alimenta del buen trato, del respeto, del compromiso, de la pasión y de la intimidad.

“El amor es un desafío constante; no un lugar de reposo, sino un moverse, crecer, trabajar juntos; que haya armonía o conflicto, alegría o tristeza, es secundario con respecto al hecho fundamental de que dos seres se experimentan desde la esencia de su existencia, de que son el uno con el otro al ser uno consigo mismo y no al huir de sí mismos.”

-Erich Fromm

Heidy Camilo H. M.A

Terapeuta sexual y de pareja

Especialista en violencia intrafamiliar.

Imagen tomada de: toquepoetico.wordpress.com

Visto 1252 veces
Más en esta categoría: « Satisfacción Femenina