+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Parejas y Sexualidad

Problemas sexuales en pareja. Algo más que desnudez

  • Posted on:  Martes, 21 Noviembre 2017 17:45
  • Escrito por  Fidel Valera

Tienes un problema en tu funcionamiento sexual. Te incomoda; se desordena tu vida. La mejor decisión es buscar ayuda profesional. Listo, todo se pondrá bien. No es así tan sencillo. Para un mejor entendimiento del usuario y del profesional del estado de intimidad y de la relación sexual hay que explorar otros aspectos del individuo y de la manera como forman su relación.

Hay una conexión entre los mundos internos y externos de las personas, procesos intrapsiquicos que impactan y son impactados por una variedad de factores, dinámicas interpersonales, fisiología, cultura, sociedad, política, economía, religión, ambiente físico hasta desastres naturales. Como ven no es solo un problema exclusivamente de genitales. La situación y la intervención tienen que incluir lo individual, la pareja, hasta lo familiar.

Nos referiremos a las situaciones intrapsiquicas de los miembros de la pareja – incluye interpretaciones, definiciones y predicciones- y aspectos interacionales.

Las interpretaciones de la conducta de la pareja, que pueden ser correctas o incorrectas. Cuando son incorrectas, destacaran las futuras conductas y darán forma a la manera de ver a su pareja y a la relación. Veamos: tenemos a una mujer con bajo deseo sexual. Su pareja puede pensar que ella ya no lo quiere, que le dejó de gustar o que ella está usando el negarle el contacto sexual como un castigo por alguna molestia o rencor que le tiene a él.

La definición consiste en el arreglo reciproco de como la relación define a cada miembro y como cada miembro se define a sí mismo. Pasa mucho cuando hay diferencia en la experiencia sexual de cada uno. Suelen darse de forma no consciente. Esto lleva a que el de más experiencia tienda a ser quien establezca la frecuencia y la variedad en las relaciones sexuales. Esto deja a la otra parte en un papel marginal o de ser un receptor pasivo en cada encuentro.

La predicción se apoya en la creencia de que conocemos tan bien a la pareja que sabemos cómo va a actuar o a pensar ante cada cosa que hagas. Claro, todo eso siempre se espera que sea positivo para mi necesidad. Cuando la pareja no te responde como esperas o predices, empezaras cuestionar a la relación. Un ejemplo es cuando descubres que tu pareja ve pornografía. Esperabas que solamente tú serias quien le bastaba para excitarte; que solo pensaba, de forma erótica en ti. ¿Con quién he estado viviendo todo este tiempo?

Los aspectos interacionales son la congruencia, interdependencia y la estrategia atribucional.

La congruencia es el grado con el que la pareja comparte o coincide en la definición de un evento. Uno ejemplo, un miembro de la pareja presenta perdida de la erección. Puede atribuirlo a que ha estado muy ajetreado en los últimos días. Por otro lado, su pareja puede pensar que este ya no la encuentra tan atractiva o que puede estar siendo infiel y por tanto ya no tiene el mismo interés.

La interdependencia incluye la percepción de la pareja en la habilidad de la o el otra(o) de llenar las necesidades sexuales y emocionales. Esto abarca la creencia de cuanto puede depender uno de otro. Por ejemplo, que el hombre crea que con solo el coito su pareja está satisfecha. Mientras que esta se siente solo como usada, sin ningún atisbo ce cercanía, ternura o respeto a sus necesidades.

Por último, la estrategia atribucional. Es la manera de como esta pareja le da significado a un evento. Está el linear: la mujer se siente molesta por el reclamo del hombre que no se ocupa de las tareas de la casa. Esto lleva a que ella se aleje sexualmente de él. En la circular, la mujer se queja de que no logra el orgasmo con el coito. Dice que su esposo está perdiendo la erección. Ella tiende a culparlo a él. Pero, ella no reconoce que tiene una responsabilidad en alcanzar su propio orgasmo, que necesita más tiempo en alcanzar su máximo de excitación. Cuando no pasa en el tiempo estimado, se frustra y se pierde su excitación.

Hasta aquí hemos mencionado solo las conductas individuales. Todavía hay que mencionar como estas individualidades se articulan formando patrones de conducta dentro de la pareja. Se conocen como relaciones diádicas. En la terapia sexual hay factores que contribuyen y mantienen a la disfunción sexual. Entre las más frecuentes se pueden citar: miedos (a la intimidad, a la dependencia. Etc.); problemas de comunicación; expectativas (conscientes o inconscientes); manejo de conflictos; regulación de la intimidad; atribuciones negativas entre ambos.

El manejo de los problemas sexuales no solo se limita al funcionamiento genital. La influencia de ese mundo interno (lo intrapsíquico y lo interaccional) con la relación diádica puede producir, agravar o mantener el problema. Pensar en revisar estos factores, identificarlos e intervenirlos es dar mejores opciones de sanación, integración y crecimiento a las personas y sus parejas.

Fidel Valera

Médico. Terapeuta sexual y de pareja

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: www.lmcipolletti.com

Visto 437 veces

Buscar Articulos

124e1aa9 71a4 4c36 8a57 45b0b45a71ae

Banner300x300 WP