+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Parejas y Sexualidad

Del latín phantasia (vocablo griego), la fantasía es la facultad humana que permite reproducir por medio de imágenes mentales, elementos que no pertenecen a la realidad. Estos sucesos pueden ser posibles (ejemplo fantasear con ir a la playa el próximo fin de semana) o irrealizables (ejemplo poder hablar con los animales). Todos los seres humanos en sus distintas edades y situaciones tienen fantasías o deseos a realizar.

¿Y si el amor no basta?

Es posible que tu relación de pareja haya sido maltratada por la indiferencia, la mala comunicación, actitudes equivocadas y falta de perdón. Si tu parte de la relación ha sido consumida por el dolor, la ira, la angustia o la desesperanza, tal vez  las crisis en tu relación hayan provocado un distanciamiento emocional, un alejamiento silencioso, creando una barrera en la que cada palabra que no sea guiada por el amor puede producir un abismo más hondo de pesimismo, provocando de esta manera un desgaste en el que se ve afectada la sexualidad, la afectividad y la comunicación. 

El apego mutuo en una relación de pareja no es malo, al contrario, es necesario para desarrollar y mantener el vínculo afectivo en la pareja. Pero en ocasiones este apego sano se convierte en un serio problema cuando produce dependencia emocional.

En general las dificultades entorno a la erección pueden causar gran preocupación y angustia al varón que en un momento determinado las presenta. La falta de información respecto al funcionamiento adecuado de la erección, podría generar aun mayor ansiedad que la dificultad misma que se presente.

Es bien conocida la expresión “quiero salvar mi relación”, haciendo referencia al deterioro conyugal que se da en las parejas, y que luego de un tiempo se dan cuenta que el agua les está tapando la cara y emiten un grito de auxilio. Obviamente, que la gente no sabe lo que dice, cuando dice estas cosas.