+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Parejas y Sexualidad

La resistencia puede manifestarse en diversas formas: antagonismo, miedo, no cooperación, negación a la toma  de responsabilidad. La resistencia consciente puede ocurrir debido a la vergüenza o al miedo, mientras que la resistencia inconsciente puede manifestarse como la negación a ceder por miedo al dolor, al abandono, perdida de afecto o a la perdida de control. Los mecanismos de defensas como la proyección, racionalización, negación y el desplazamiento son usados para apoyar al ego cuando se siente amenazado o superado. Estas trabajan en conjunto con la resistencia para proteger al ego cuando se pone en contacto con ideas y conflictos inaceptables.

Ética sexual en las Relaciones de Pareja

  • Miércoles, 01 Junio 2016 19:03
  • Escrito por

Hoy en día el hablar de sexo se ha convertido en algo muy de moda, pero lo más preocupante de lo que se está promocionando no es el sexo de nuestros abuelos o el sexo por amor, sino más bien un desenfreno que solo nos lleva a cada día tener un alto índice de divorcios, infidelidades, enfermedades de transmisión sexual y  desviaciones sexuales entre otras cosas.

La incógnita en nuestras vidas

 

Qué hacemos cuando nos falta alguien que sabemos que está, pero nunca estuvo. Es una pregunta que podría tener una respuesta no muy alentadora, porque que podemos hacer con lo etéreo, con lo no palpable, con algo que sólo ocupa un lugar en nuestra mente por el conocimiento y la conciencia de ese alguien, mas no podemos tener una vivencia real y satisfactoria, sino un signo de interrogación que nos persigue todos los días de nuestras vidas.

Las relaciones intermitentes, es decir, noviazgos donde la pareja tiene un vínculo que termina y comienza, generalmente son relaciones de larga data que con el tiempo desgastan a la persona esto debido a que no se produce un estado evolutivo de la relación, sino que se sigue en un círculo vicioso de conflicto–reconciliación.  Están sustentadas por la intensidad emocional, donde al producirse un conflicto la solución a la que se recurre es terminar la relación.

Según la Organización Mundial de la Salud, la salud sexual es la integración de los aspectos somáticos, emocionales, intelectuales, y sociales de ser sexual, de tal forma que enriquezca positivamente y mejoren la personalidad, la comunicación, y el amor;  incluyendo tres elementos básicos: