+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Psiquiatría

Fiestas navideñas: ¿Cómo puede afectar nuestra salud mental?

  • Posted on:  Martes, 29 Noviembre 2016 18:45
  • Escrito por  Dra. Jeanette Taveras Pérez

Las festividades de navidad y fin de año suelen ser la época más esperada por todos en nuestra sociedad. Los villancicos, las cenas en familia y amigos, los angelitos, los conciertos y actividades al aire libre, la decoración, es todo un aire envolvente de felicidad, esperanza y una vista hacia un nuevo año cargado de nuevas expectativas.

Pero, en todo este ambiente tan esperanzador y positivo, ¿podrían existir factores que afecten nuestra salud mental? Esta respuesta podemos darla viendo estas festividades desde diferentes perspectivas que podrían satisfacer nuestra duda.

En estas fechas el espíritu festivo que reina en el ambiente lo hace muy propenso para tomar ciertas conductas que no siempre son las más sanas, tomando la excusa que hacemos la excepción solo por estar en navidad. Entre estas una muy común que debemos mencionar, es el descontrol con nuestra alimentación y la ingesta desmedida de bebidas alcohólicas. Terminamos comiendo grandes cantidades de comidas grasas, hipercalóricas a deshora y en mayor frecuencia y cantidad, lo que conlleva a cambios en nuestro aspecto y nuestro cuerpo, que no son muy bien recibidos, produciéndonos culpa, tristeza, sentimientos de vergüenza, desaprobación y que dichas conductas muchas veces nos llevan al punto de enfermar tanto físico como psicológicamente.

Así como tenemos el efecto directo que surge en nuestra conducta el ingerir grandes cantidades de alcohol y por un tiempo prolongado, donde nos podemos ver envueltos en conductas de alto riesgo (accidentes de tránsito, riñas, relaciones sexuales inseguras), impulsividad, intoxicación, que inclusivenos puede llevar a terminar en una camilla de emergencia en un estado de delirium por la ingesta alcohólica. Cual podría ser una alternativa a este desenlace: Disfrutemos de esas ricas preparaciones de estas fechas, pero todo con moderación, seamos conscientes de lo que nos hace bien, y así no lamentaremos los excesos.

Esta otro factor social, y es el hecho de que la mayoría entramos en un periodo de breve "descanso", y hasta en algunos casos vacaciones, en las cuales es común tomar una actitud sedentaria, muchas veces cambiando nuestro patrón de sueño y actividad, que una vez concluya esta breve etapa, nuestro cuerpo puede encontrarse difícil retomar su ritmo habitual, y podríamos estar ante un "síndrome postvacacional", donde nos puede aquejar la inconformidad por tener que retornar al trabajo, con falta de deseo de hacer nuestras actividades cotidianas, tristeza y fatiga ante el estrés que hemos estado sometidos. Que sería lo más recomendable: Aun en estas fechas tratar de mantener los horarios de descanso lo más regular posible, así como nuestro nivel de actividad regular aun estemos recluidos en casa.

De forma recurrente nos vemos ante largas filas para pagar en las tiendas, comprando los detalles y obsequios propios de estas fechas, haciendo gastos cuantiosos, muchas veces más de lo presupuestado, teniendo que embargarnos en deudas y prestamos, así también como nos enfrentamos a un mayor tránsito y largas colas de vehículos para desplazarnos a nuestras actividades, todo esto no permite que podamos descansar y disfrutar, lo que suma a sentirnos más agotados al retornar la rutina. En estos casos la moderación es lo más recomendado, ser conscientes de nuestras limitaciones económicas, así como evitar someternos a un nivel de estrés innecesario, al final, lo que vale es estar sanos y en bienestar con nuestros seres queridos, compartir, no mal humorados y cansados al momento de comunión.

En otros casos, está que algunos viven estas fechas solos, con pérdidas recientes de algún ser querido o coincidiendo con algún distanciamiento de sus allegados, y todo el efecto positivo de estas fechas toma otro matiz, donde nos puede invadir la nostalgia, tristeza, llegando a aislarse de todo este ambiente festivo, que por lo contrario les hace enfrentarse ante algún recuerdo doloroso o desalentador y puede hacerle contemplar el sentido de su vida, muchas veces llegando a atentar contra la misma. Si este es el caso, es recomendable buscar ayuda, ya sea con nuestro equipo de psicólogos o psiquiatras podrás recibir la atención que necesitas para que estas fechas no sean tiempos de lucha para ti o tu ser querido.

En otros países se señalan otros factores, en el estado de ánimo influye el clima, sobre todo en países nórdicos, donde se le adjudica a la falta de luz solar, las bajas temperaturas y el aislamiento por nevadas que dificultan el desplazamiento, pueden ser factores que desencadenen un cuadro depresivo estacional, pero a nuestro favor, en nuestra pequeña isla, contamos con verano en todas las estaciones y los factores ambientales no se les reconoce un efecto directo.

También en la algarabía de estos días, muchos de los que ya tienen un tratamiento indicado, hacen ciertos "desajustes", no tomando los medicamentos o haciéndolo de forma irregular, lo que acarrea grandes consecuencias en su estado general y conducta, acción que los especialistas recomendamos evitar, no tomar estas medidas si no es consultado previamente con su médico psiquiatra y según la consideración del mismo, para así evitar decisiones que repercutan negativamente sobre todos en estas fechas.

Seamos conscientes de que cada acción trae una consecuencia, y seamos medidos, cautos con nosotros mismos, pues no vale la pena que estas fiestas se vean cubiertas por un manto de tragedia o tristeza, solo por descuido o impulsividad.

Que el Todo Poderoso nazca cada día en nuestros corazones, nos de sanidad y permita que estas fiestas de navidad y año nuevo lleguen en gozo, tranquilidad y completo balance para seguir dando lo mejor de nosotros en este nuevo año 2017. Felices fiestas!!

Dra. Jeanette Taveras Pérez

Médico Psiquiatra

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: www.ezequielmeilij.com

Visto 1754 veces