+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Psiquiatría

Hablemos de ansiedad

  • Posted on:  Jueves, 27 Julio 2017 19:08
  • Escrito por  Patricia Medina

En muchas ocasiones podríamos sentir que nuestra vida se encuentra en amenaza por diversas situaciones, como cuando un perro nos sale de repente o cuando sabemos que un asaltante nos va a atracar. En este momento, comenzamos a sentir como nuestro cuerpo se prepara para “pelear o huir“, se desencadenan en nuestro cuerpo todas las sustancias necesarias para enfrentar la situación o salir corriendo para preservar nuestra vida.

 Esta es una respuesta normal ante una situación de peligro en la que nos sentimos amenazados por alguna situación externa y nos permite mantenernos a salvo. Esta respuesta es conocida como ansiedad normal. Sin embargo, cuando tenemos una sensación vaga, interna, constante y, sobre todo, no estamos frente a una amenaza real, esto se considera ansiedad patológica. Podríamos estar presentando miedo, angustia, sensación de inquietud o de que algo “malo” va a ocurrir. Cuando estos síntomas se mantienen presentes de manera constante por lo menos durante 6 meses, entonces podemos hablar de un trastorno de ansiedad.

El trastorno de ansiedad generalizada está caracterizado, por una preocupación excesiva por diferentes temas o acontecimientos durante la mayor parte de día casi todos los días. La preocupación es difícil de controlar y se asocia a síntomas somáticos como tensión muscular, irritabilidad, alteraciones del sueño e inquietud. Otros síntomas de ansiedad podrían ser palpitaciones, falta de aire, dolores en alguna parte del cuerpo, nudo en el estómago o en la garganta,  nauseas, vómitos, diarrea, entre otros.

La ansiedad resulta excesiva y puede interferir con las actividades diarias de la persona, como por ejemplo en el trabajo por no poder concentrarse en lo que está haciendo o sentirse muy cansado por no poder dormir bien,  lo que podría resultar en despidos o cancelaciones. También, puede verse afectada la esfera familiar y/o de pareja, así como las actividades académicas y recreativas.

Para el manejo del trastorno de ansiedad generalizada podemos utilizar la combinación de psicofármacos (medicamentos con efectos ansiolíticos para disminuir con mayor brevedad la intensidad de los síntomas ansiosos) y la terapia cognitiva conductual (donde se utilizan técnicas y herramientas que ayudan al paciente a disminuir los pensamientos que generan los síntomas de ansiedad y mantenerse en control) de esta manera los pacientes tendrán mejores resultados en sus procesos ansiosos.

Si usted entiende que su vida está siendo afecta por algún síntoma de la ansiedad, le recomendamos acudir a consulta con un médico psiquiatra.

Patricia Medina 
Psiquiatra. Especialista en Terapia Familiar y de Pareja,

Adicciones  e Hipnosis Clínica.

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: www.posta.com.mx

Visto 3744 veces

Buscar Articulos

EspacioPublicitario 01

124e1aa9 71a4 4c36 8a57 45b0b45a71ae

Banner300x300 WP