+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Psiquiatría

Pero soy adulto, ¿puedo tener TDAH?

El trastorno por déficit de atención/ hiperactividad (TDAH) es un trastorno neuroconductual que se caracteriza por un patrón de falta de atención sostenida y un comportamiento de impulsividad o hiperactividad.   Durante mucho tiempo, todos, cuando  escuchamos este diagnóstico, lo asociamos con un trastorno propio de la infancia o la adolescencia, ya que a esta edad es cuando se detecta el mayor porcentaje de casos.  ¿Pero, qué sucede si no fue diagnosticado cuando niño o persiste durante la edad adulta? Los síntomas pueden estar presentes en aproximadamente 60% de los casos al llegar a la vida adulta y expresarse de forma diferente que en la niñez; hay una notable disminución  de la hiperactividad y   el núcleo del trastorno radica en la incapacidad a controlar los impulsos e  inatención de manera más persistente.     

No puedo vivir sin mi celular....

Hoy día, sin importar la edad, sexo o raza, todos queremos estar conectados, el internet es necesario para casi todo de hecho muchas personas se ganan la vida a través del internet y las redes sociales. El internet ha venido a revolucionar el mundo, personalmente como médico psiquiatra, me ha facilitado más mi trabajo y utilizo esta herramienta todos los días. 

Se denomina conducta suicida a toda acción por la cual el individuo se autolesiona (ideación, gesto, intento suicida o suicidio consumado); suicidio es la   acción de quitarse la vida de forma voluntaria y premeditada.

Se queda callado

Para algunas personas resulta difícil hablar en situaciones en que es requerido expresarse de manera verbal.

Para el manual diagnóstico y estadístico de las enfermedades mentales en su 5ta edición (DSM-5), puesta en circulación en mayo de 2014, se ha agregado al grupo de los trastornos de ansiedad nuevas categorías diagnósticas, como lo es el mutismo selectivo.

Doctora, no puedo dejar de hacerlo...

Hace unos días recibí un correo de una de nuestras seguidoras quien estaba muy preocupada porque no puede dejar de lavarse las manos. Pienso, con la poca información que recibí, que podría tratarse de pensamientos intrusivos y rituales.