+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Psiquiatría

Trastorno de Adaptación

El trastorno de adaptación es una reacción emocional o un cambio de conducta que se desarrolla tras enfrentar una situación de estrés o un nuevo evento, en el cual la persona no se sabe adaptar correctamente y que de alguna forma constituye una respuesta no saludable ante la situación estresante, identificable en la mayoría de los casos. Este trastorno se da a cualquier edad y afecta a ambos sexo por igual.

El comportamiento de una persona va a depender de muchas variables. La personalidad, que es una de ellas y juega un papel muy importante.

Cuando la personalidad es rígida, no le es posible flexibilizar, las cosas son como esa persona entiende y no necesariamente como lo perciben los demás, podríamos estar frente a un trastorno de personalidad.

Buenos hábitos para dormir

Si a usted le cuesta conciliar el sueño, o bien se despierta antes de la hora deseada o tiene un sueño inquieto y poco satisfactorio, es importante emprender buenos hábitos para dormir. Estos se estabilizan con el tiempo y esfuerzo, no surgen de la noche a la mañana.

Tengo cansancio todo el tiempo

Una persona que está cansada gran parte del tiempo y ha estado así por varios meses, puede estar padeciendo el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) o Chronic Fatigue Syndrome.

Muy frecuentemente los médicos psiquiatras recibimos en nuestros consultorios personas que se quejan de una fatiga, un cansancio que no se les va, nos cuentan que acudieron a varios centros y anduvieron por muchos médicos especialistas en otras áreas, buscando la causa y la solución de este padecimiento tan molestoso,  que no se les mejora con nada, luego de muchas pruebas, de meses de evaluaciones, sin encontrar una causa o que los síntomas son secundarios a una enfermedad orgánica, es referido al médico psiquiatra para evaluación, diagnostico y manejo.

Depresión: Una epidemia enmascarada

La depresión constituye actualmente uno de los problemas más acuciantes en el ámbito de salud mental.  Su presencia se asocia con la disminución de la calidad de vida, incremento de las enfermedades físicas, elevadas repercusiones familiares y económicas, así como también riesgo de muerte prematura.