+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Psiquiatría

Muchas veces nos miramos en el espejo y observamos nuestros defectos con cierta preocupación, pero al alejarnos del espejo olvidamos que estos defectos se encuentran allí. Esto no ocurre en el trastorno dismórfico corporal, en el cual la preocupación es excesiva.

El trastorno dismórfico corporal pertenece a los trastornos somatomorfos. La característica esencial de este trastorno (conocido históricamente como dismorfofobia) es la preocupación por algún defecto en el aspecto físico.  Se inicia generalmente en la adolescencia, pero puede pasar desapercibido durante muchos años.

Qué es el Síndrome de Burnout?

Muchas veces en nuestra vida laboral hemos experimentado falta de motivación, desesperanza, perdida de energía y del deseo para acudir al trabajo ¿Pasa solo  por solo un día? es normal;  pero cuando estos síntomas permanecen por un tiempo determinado es preciso conocer el síndrome de Burnout o quemado por el trabajo, que va más allá del típico estrés laboral.

A quién acudir ante una depresión?

Es posible que en ocasiones podamos sentirnos tristes o con un estado de ánimo disminuido y que no sepamos que hacer o hasta cuando hay que esperar para ir a ver un especialista, con lo que se podría perder tiempo, empeorar los síntomas o retrasar el proceso terapéutico.

Salud mental y el séptimo arte

Son muchas las películas en las que los escritores y directores se han inspirado en diferentes enfermedades mentales para dar vida a sus personajes. En este artículo vamos a pasear por algunas películas y sus personajes con algún trastorno mental.

La Hipnosis Clínica

Durante siglos se han desarrollados muchas ideas y mitos alrededor de la hipnosis clínica, de sus  posibles alcances y limitaciones.

Las primeras ideas sobre la hipnosis rallaban más en lo esotérico que en lo científico, de hecho el propio Mesmer, uno de los precursores de la hipnosis, murió desterrado y en descredito, asegurando que el efecto curativo de su técnica descansaba en un supuesto magnetismo animal que se podía  manipular a través del uso de imanes, sin imaginar que realmente la curación que experimentaban sus pacientes se debía a lo que hoy se llama sugestión.

Fue posterior a Mesmer que a esta técnica, que descansa en el uso de la sugestión, se le bautizaría con el nombre de hipnosis, y a ella le debemos el uso del término Inconsciente que Freud haría tan popular hasta nuestros tiempos. Por supuesto la concepción de mente inconsciente formulada por la hipnosis difiere mucho de la de Freud, pero no hay dudas de que el término proviene de la hipnosis.  

De esa época hasta hoy se han hecho muchos intentos por definir la hipnosis, y hoy día existe más o menos un consenso acerca de lo que es y no es la hipnosis. Una de las definiciones más aceptada es la de la Asociación Estadounidenses de Psicólogos que la define de la siguiente manera:

La hipnosis es un procedimiento en el que un especialista sugiere a una persona que experimente cambios en sus sensaciones, percepciones, pensamientos o conducta. APA(2003).

Para Milton Erickson, sin lugar a dudas el hipnoterapeuta más relevante del siglo XX, la hipnosis es una forma de comunicación que facilita el acceso al inconsciente, y a los recursos internos de que todas las personas disponen.

Por tanto la hipnosis clínica es una o procedimiento de intervención terapéutico, cuyo principal recurso es el uso de las técnicas de sugestión, para ayudar al paciente a tratar problemas emocionales, psicosomáticos, y físicos. En la hipnosis interviene un terapeuta, que debe ser un profesional de la salud, y el cliente o paciente, quien presenta una queja o problema que desea tratar a través de la hipnosis.

Generalmente  el terapeuta provoca en el paciente un estado de relajación profunda y de atención focalizada, que facilita que el paciente este más susceptible  a aceptar sugestiones de cambio y bienestar y de influir de forma positiva, en sus percepciones, sentimientos, pensamientos, y comportamiento.

Este estado  que algunos llaman  trance, o simplemente proceso de hipnosis, se genera a través de un estilo de comunicación sugestivo, el uso de la imaginación y metáforas, técnicas de relajación y otros recursos auxiliares. Más que todo es una forma de comunicación, que mediante la sugestión, promueve el cambio y el bienestar del paciente o cliente.

Aplicaciones médicas y Psicológicas de la Hipnosis Clínica.

Muchas personas tienen la idea errónea de que Hipnosis es una especie de  cura milagrosa para todos los problemas de salud, pero en realidad no es así.

Como todo procedimiento terapéutico, la hipnosis tiene sus alcances, pero también sus limitaciones; no obstante posee un gran número de áreas de aplicación, en donde ha demostrado ser efectiva como herramienta terapéutica, y muchas investigaciones científicas así lo confirman.

A continuaciones algunas de las áreas en donde la hipnosis podría ser útil:

Problemas psicológicos y/ o de conductas

  Adicciones,

  Trastornos alimentarios,

  Fobias,

  Fortalecimiento del ego y autoestima y autoconfianza,

  Trastornos sexuales,

  Estrés Postraumático,

  Depresión,

  Ansiedad,

  Trastornos del sueño,

  Concentración, memoria y rendimiento académico,

  Enuresis,

  Tartamudez. 

Aplicaciones Médicas

  Manejo del dolor,

  Problemas dermatológicos,

  Hipnoanestesia y preparación para la cirugía,

  Pacientes con cáncer,

  Tensión arterial alta,

  Asma,

  Condiciones neurológicas y oftalmológicas

  Quemaduras y urgencias,

  Enfermedades psicosomáticas,

  Enfermedades autoinmunes,

  Retención Urinaria crónica,

  Síndrome de Tourette.

Mitos sobre la hipnosis Clínica

Los mitos son falsas creencias que las personas pueden tener acerca del algo. Alrededor de la hipnosis de han creados creencias que son incorrectas. A continuaciones algunas de ellas:

  Que el hipnotizador dispone del control total sobre el paciente. Esto deviene en una autómata en manos del hipnotizador, por lo que puede cometer actos delictivos, antisociales, inmorales o que lleven al ridículo social.

  Que la hipnosis es equivalente a dormir, en el que la persona muestra unas características especiales. Si no puede alcanzar estas características, no está hipnotizada. Sólo se puede estar en esta situación especial si se ha recibido un método de inducción hipnótica.

  Que la hipnosis es una experiencia inusual y anormal y, consecuentemente, puede ser peligrosa.

  Que el paciente puede comenzar a hablar espontáneamente y divulgar información personal y confidencial.

  Que el paciente perderá toda la conciencia del entorno y no tendrá recuerdos de la experiencia hipnótica.

  Que el paciente puede inicial conductas extrañas sugeridas por el hipnoterapeuta.

  La Hipnosis es una terapia (hipnoterapia) sumamente útil, rápida y eficaz, que no exige ningún esfuerzo por parte del cliente para cambiar de comportamiento. Sólo las personas muy susceptibles, sin embargo pueden beneficiarse de ella.

  La hipnosis deja enganchada en un trance, de forma que, al no poder salir del estado hipnótico, quedaría mermada en su volición o devendría en un demente.

  La hipnosis explicitar o agravar psicopatologías latentes de la persona. Incluso puede desarrollar alteraciones psíquicas en los individuos sanos.

Todas las ideas anteriores resultan falsas.

En Conclusión la hipnosis es una técnica valiosa, que en manos de un profesional entrenado  puede ayudar a los clientes a tener acceso a sus recursos internos y permitir que la mente inconsciente colabore en solución de sus problemas.

Referencias Bibliográficas

Capafons, A. (2001). Hipnosis. Editorial Síntesis, S.A. Madrid, España.

Hawkins, P. (2007). Hipnosis y Estrés.  Desclée De Brouwer. España.

Edward Martínez

Psicólogo Clínico. Terapeuta cognitivo conductual.

Hipnoterapeuta. Especialista en adicciones.

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: uvedeocoach.es