+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Violencia

Entendiendo el ciclo de la violencia intrafamiliar (parte 2)

  • Posted on:  Jueves, 01 Septiembre 2016 14:25
  • Escrito por  Evelyn González

En el ciclo de la violencia intrafamiliar, las emociones básicas que se generan en la mujer son el miedo, vergüenza y la culpa; en el hombre la ira. Es muy importante destacar que emocionalmente el miedo y la ira son las que sostienen el ciclo. Frente al miedo la mujer en principio es muy probable según las investigaciones que intente debatir, refutar o defenderse; cuanto más va entrando a la impotencia aprendida, en esa sensación de que no puede hacer nada en contra de quien le agrede y cuanto más entra en la sumisión psicológica y física, el miedo se apodera. Entonces entra en esa danza emocional, la vergüenza, que intensificara su “paralización” construida durante la relación violenta.



La ira en el hombre, servirá entonces para sostener el miedo en la mujer. Los cambios fisiológicos generados por la ira y que son visibles para la mujer y van desde cambios en la mirada, ojos muy abiertos y enrojecidos, respiración entrecortada (ellas le dicen…” parece un demonio…no es el en ese momento). Todos estos cambios potencian la sensación de miedo en la mujer y que los registra en su cuerpo (temblor, susto, respiración entrecortada, sudoración)

El ciclo de la violencia como se ha estado presentando va a implicar probablemente en la mujer víctima de violencia, la instauración de la impotencia aprendida, verse indefensa, sin herramientas, sin fortalezas durante la estructura de la relación violenta; porque el ciclo rompió con la idea de seguridad que le daba la relación cuando inició. En la medida que este ciclo siga dándose, mucho más posibilidad existe el que ella entre en esa sumisión psicológica profunda en la que entiende que ella ya nada puede hacer.

En la medida que la mujer va articulándose, va internalizando la construcción de la victimización entonces, quien agrede se empodera, y al empoderarse posee el poder para seguir victimizando. Dueño de la razón al fin, al mismo tiempo internalizado de forma distorsionada, que es dueño de la vida de la mujer.

El ciclo de la violencia bien pudiera darse cada mes, cada semana, cada dos días, interdiario u horas. Para la mujer poder comenzar a salir del mismo tendrá que ir adoptando nuevas maneras de reaccionar y de actuar frente a quien la agrede, para eso tendrá que identificar el miedo, la vergüenza y la culpa. Y poder ponerse en contacto con la rabia, que como bien dice Marie France Hirigoyen, es esta la emoción que la pondrá en contacto con la percepción de injusticia vivida.

De esta manera, cuando hace contacto con la injusticia vivida por la relación de malos tratos y violencia que ha sufrido durante el tiempo que lo ha vivido, podrá reaccionar de forma diferente. De manera que el ciclo quien le da movimiento es la víctima, no quien agrede.

En ese accionar diferente y haciendo contacto con sus fortalezas, con la idea de desaprender la impotencia e ir aprendiendo del optimismo, entonces ella podrá verse. A partir de ese momento, la mujer maltratada pondrá límites, retomará su red de apoyo para vencer la vergüenza, podrá reconocer el nivel de responsabilidad de la conducta violenta de quien agrede y por consecuencia, su sensación de culpa bajará y aprenderá que nada justifica o provoca la violencia.
Al entender esto la mujer víctima de violencia se va levantando de la sumisión extrema e inicia el proceso de afrontamiento asertivo y activo. Comienza a entender que merece una vida libre de la violencia.

Es solo cuando la mujer entiende cómo ha estado operando en el ciclo de la violencia, se preparara para el momento de salir, proceso que tomara el tiempo “necesario”.

De manera que, entender cómo funciona, observar como ella se comporta en el ciclo, será elemental en proceso de comprender lo que vive. No dice que va a salir inmediatamente, no hay celeridades, solo hay un ritmo y es único para cada una. Es imprescindible comprender el ciclo.
¡Si te has dado cuenta que lo descrito en este artículo te pasa, busca ayuda!


Evelyn González
Psicóloga Clínica. Terapeuta Sexual y de Parejas.
Especialista en Violencia Intrafamiliar.
Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: psicologia-salud.com

Visto 1370 veces