+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Violencia

Violencia psicológica: Concentrado de veneno emocional

  • Posted on:  Martes, 22 Noviembre 2016 14:52
  • Escrito por  Evelyn González

Tres de cada 10 mujeres han experimentado algún tipo de violencia ciertas veces en su vida. Los tipos de violencia ocurren en circularidad y un episodio de una genera la otra.

Las mujeres que han sido maltratadas suelen decir "un trompón es preferible a las palabras ofensivas y humillantes, porque las marcas se quedan en el alma". Es así como las mujeres experimentan el dolor producido por este tipo de violencia. Y es que la violencia psicológica es un concentrado de veneno que daña y destruye y desarticula la estructura yoica de la mujer y que suele ser a través de comportamientos a veces imperceptibles por ellas, que solo profesionales especializados, suelen reconocer.

Las palabras hirientes, ofensivas y los insultos, suelen ser parte de las manifestaciones. Veamos algunas: " sucia, hedionda, asquerosa, estúpida, idiota".

Suelen ser recurrentes los comportamientos de desprecio, tratarla como si fuera inferior a él, a través de sarcasmos y burlas. Por ejemplo: " tú no sabes hablar, no sabes sobre eso. Tienes que aprender a pensar".

Se manifiesta en conductas degradantes como escupirla en la cara, orinarle encima, obligarla a tener relaciones sexuales con otras personas.

Otras conductas degradantes consisten en descuidar a la mujer en momentos en que se encuentra convaleciente. Si ella está en la cama y le pide llevarla al baño, le dice que no, que ella molesta mucho; la mujer termina orinándose en la cama, sintiéndose indigna de ser cuidada.

La humilla haciéndole sentir que es poca cosa, diciéndole que no sirve ni como mujer (que está ancha) ni como madre (" no te ocupas de los niños, siempre están sucios")

Otras formas de violencia psicológica consisten en acusaciones e insinuaciones sobre temas de infidelidad. La desmoralizan, le hacen escándalos en los trabajos, hablan mal de ella con otras personas.

Le chantajean con informaciones sobre su historia personal, por ejemplo, si ella le ha contado que ha sido abusada sexualmente, si tiene un familiar con problemas de alcohol, si hay alguna persona en su familia con problemas mentales, cuestiona su sanidad mental usando todas estas informaciones para criticarla haciéndole sentir vergüenza por ello.

Le esconden objetos y cosas que las mujeres necesitan y luego aparecen, para posteriormente acusarla de que están locas le dicen que están locas, tienen problemas de la memoria y, por lo tanto, que tienen que ir al psiquiatra (Esconden las llaves del vehículo, dinero,) todas estas conductas alteran la percepción de la mujer a tal punto que ellas dudan de su integridad psíquica, las convencen de que tienen su problema, le lavan el cerebro.

La comparan con otras personas, específicamente con otras mujeres: "tu deberías ser como esa otra mujer" " deberías ser inteligente con ella"

Manifiestan desprecio por ella,  ignoran sus conversaciones, a veces niegan algún conflicto que la mujer entiende que existe o, por lo contrario, lo intensifican, generando confusión.

También comportamientos intimidantes: gestos (ponerle el puño en la cara) y miradas que asustan (las mujeres dicen: "es como si solo con la mirada me quisiera matar). Describir qué le pasaría si ella no obedece: " te voy a arrastrar en la calle hasta que se te quede la piel pegada al pavimento" "tú vas a ver lo que te va a pasar" " yo sé con lo que te voy a tranquilizar" " vas a ver de lo que soy capaz cuando llegues a la casa".

Le grita y habla en tono alto y acelerado para que lo oigan en el vecindario, sobre todo para avergonzarla. Rompe objetos de la casa y personales de la mujer (celular, rompe su ropa, silla, vasos, platos, puertas). 

Uso de armas. Puede mostrárselas o ponerla en el carro, mesita de noche, mesa del comedor, ya sea pistolas o cuchillos, y al mismo tiempo hace comentarios sobre mujeres asesinadas por sus parejas: " por eso es que hay tantas mujeres que los hombres la matan, porque se creen que pueden hacer lo que le da la gana".

Uno de los gestos más intimidante es golpear la pared frente a la mujer, llegando a romper puertas con el puño. Frente a este comportamiento hay mujeres que reportan tanto miedo que llegan a experimentar un descontrol de esfínteres, produciendo la emisión de orina de forma involuntaria (se orina del miedo).

Una de las conductas intimidantes más terrorífica es de madrugada fijar la mirada hacia la mujer mientras ella duerme, cuando ella despierta se asusta.

Todas estas conductas violentas provocan daños importantes en la vida de la mujer, ansiedad, depresión estrés postraumático, tastarnos del sueño, dificultades de memoria, baja autoestima.

Si has identificado que experimentas algunas de estas conductas, estás siendo sometida a violencia psicológica, rompe el silencio, busca ayuda especializada.

Evelyn González

Psicóloga Clínica. Terapeuta Sexual y de Parejas.

Especialista en Violencia Intrafamiliar.

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: golpestransparentes.com

Visto 2524 veces

Buscar Articulos

124e1aa9 71a4 4c36 8a57 45b0b45a71ae

Banner300x300 WP